El debate como una forma de aprendizaje

La educación evoluciona constantemente, y con ello la necesidad de espacios para que los estudiantes puedan discutir e intercambiar ideas. Los estudiantes deben aprender y adquirir capacidades de argumentación, pensamiento crítico y defensa de su postura desde la lógica y respeto;

y esto se logra en las instituciones educativas a través de los docentes, y en casa junto a sus padres. Realmente el debate está presente en la vida diaria del ser humano, cuando expone su pensamiento - a veces con aciertos o desaciertos - pero siempre intentando expresar claramente.

En el aula, el estudiante no solo recepta información, actualmente debe producirla y compartir con sus compañeros y docentes. Para poder lograrlo debe: saber hablar, transmitir ideas u opiniones, saber escuchar, pero especialmente estar preparados para cambiar de opinión y responder preguntas. El debate es una forma de aprendizaje, que más que enseñar a “discutir”, permite adquirir habilidades que servirán para toda la vida y serán aplicadas en los distintos roles que el estudiante cumpla. Por eso, es importante que los estudiantes aprendan a debatir y conocer las habilidades que desarrollarán. Para debatir tienen que:

Indagar: buscar información para poder conocer sobre el tema que se va a hablar. Esta habilidad se va desarrollando con el tiempo, quien debate debe - no solo saber buscar información – poder seleccionar lo más importante y documentarlo. Nuestro argumento se debe basar en información real.

Análisis: Una vez que se encuentra la información se la debe analizar, leer e identificar el problema. En este punto empieza la etapa complicada, pues el estudiante tiene que desarrollar la habilidad de distinguir entre lo positivo o negativo y la postura que tomará para poder proponer una solución.

Comunicar: La comunicación no es sencilla, para algunos es muy complicado poder hablar en público, más aún cuando se trata de exponer un pensamiento. En el debate se comunica de manera persuasiva, y se deben manejar adecuadamente los recursos verbales y no verbales para la transmisión de ideas.

Control emocional: Saber controlar las emociones es muy importante a la hora de debatir, cuando se exponen ideas nos enfrentamos a un público o jurado, quienes tendrán un punto de vista respecto a lo que decimos; controlar nuestras emociones es una habilidad que debemos dominar.

Trabajo en equipo: en todos los ámbitos de la educación y la vida, necesitamos del trabajo en equipo, cada miembro cumplirá con su rol, por eso ganar un debate es el resultado de un trabajo arduo.

El debate es una experiencia motivadora, que exige ser mejor y aprender a conocerse para poder potencializar habilidades y destrezas.

Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Corpeducar © 2018
Quito: Ave. Gaspar de Villarroel 1100 y Ave. 6 de Diciembre
Guayaquil: Km 1,5 Vía Samborondón Instituto Particular Abdón Calderón