Docentes que trabajan en equipo mejoran los procesos educativos

Educación 360

Sumario: Todos los miembros deciden voluntariamente ofrecer parte de su libertad, esfuerzo y energía a un objetivo máximo: trabajar en equipo.

Es cierto que el trabajo de los profesores se desarrolla, en muchas ocasiones, de manera individual. La actividad docente en sí misma ha sido tradicionalmente un quehacer aislado: un profesor frente a su grupo de alumnos. A los docentes se los prepara sobre todo para trabajar individualmente y se los suele evaluar también en función del desarrollo personal de su trabajo en las aulas.

Frente a numerosas situaciones de aislamiento y de individualismo profesional, muchos otros profesores y profesoras trabajan, de manera más o menos habitual, en equipo con sus compañeros de nivel, ciclo o departamento, incluso forman grupos de centro o zona. Las situaciones de colaboración son muy diversas, aunque todas comparten el interés o la necesidad de actuar en equipo: desde el pequeño grupo de profesores de un nivel que se reúne para preparar las clases de la semana, hasta el claustro de un centro que toma decisiones conjuntas en relación con su proyecto educativo; desde los colectivos pertenecientes a una misma área y nivel, hasta aquellos formados por profesionales con distinta formación inicial y que imparten clase en diferentes materias y etapas.

Los beneficios del trabajo en equipo

A través del trabajo colaborativo los aspectos vulnerables se ponen en común, superándose así los fracasos y frustraciones que podrían impedir las mejoras educativas. Estas necesidades personales de seguridad y apoyo psicológico se satisfacen hablando con los compañeros y viendo que tienen problemas similares a los nuestros.

Cuando los profesores dan y reciben opiniones y consejos pedagógicos están propiciando la mejora de su actuación docente. Estos consejos pueden intercambiarlos con profesores del mismo o de distinto centro, especialmente si poseen experiencias relevantes. Por otra parte, cuando organizan la coordinación del aprendizaje de sus alumnos, procuran mejoras organizativas. Esta coordinación aumenta la coherencia del equipo docente, que multiplica así su eficacia al incidir en los mismos objetivos, evitar omisiones indeseadas y facilitar el desarrollo de actitudes que no podrían alcanzarse desde el trabajo aislado de los profesores.

Otro de los beneficios del trabajo en equipo es la reducción de la carga y tiempo de trabajo, porque a través de la colaboración se comparten las cargas y las presiones que el trabajo docente conlleva, con esto las labores se hacen más llevaderas y sencillas para el equipo.

Find the last offers by SkyBet at www.bettingy.com BettingY.com Bonuses

Corpeducar © 2017
Quito: Ave. Gaspar de Villarroel 1100 y Ave. 6 de Diciembre
Guayaquil: Km 1,5 Vía Samborondón Instituto Particular Abdón Calderón